EL MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA

Museo Nacional de Escultura

Valladolid alberga infinidad de tesoros a lo largo de sus calles. Cada rincón de la ciudad es único, así como también su catedral, sus iglesias, los preciosos parques y monumentos que la conforman. Pero la joya de la corona es su Museo Nacional de Escultura. Un espacio dedicado al arte escultórico desde la Baja Edad Media hasta inicios del siglo XIX. ¿Te gustaría conocer un poquito más sobre este punto de máximo interés vallisoletano? Te lo desvelamos al completo en este post. ¡Empezamos!

Junto la imponente Iglesia de San Pablo, en pleno corazón histórico de la ciudad, aguarda en silencio un oasis de obras artísticas que hacen enmudecer a los miles de turistas que lo visitan cada año. El Museo Nacional de Escultura reúne obras de género religiosa en madera policromada de los siglos XIII al XVIII, así como copias artísticas de los siglos XIX y XX, procedentes del ya extinguido  Museo Nacional de Reproducciones Artísticas.

Su entrada ya promete que el viaje va a ser emocionante y cumple las expectativas con creces. Así es su monumental puerta principal datada del siglo XV, y parte del Colegio de San Gregorio.

Museo Nacional de Escultura

HISTORIA DEL MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA

A mediados del siglo XIX, concretamente en 1842 se fundó como el Museo Provincial de Bellas Artes. Con sede en el Palacio de Santa Cruz, éste custodiaba obras de iglesias y conventos que habían desparecido por la corriente política de ese momento.

Casi un siglo después, en el año 1933, durante la II República, Ricardo de OruetaDirector General de Bellas Artes, confió en el tesoro que dichas obras guardaban, y trasladó toda la colección de obras al Colegio de San Gregorio. A partir de ese momento, se elevó a la categoría en el que lo conocemos actualmente. Como Museo Nacional de Escultura.

Después de una gran reforma en el 2009, abrió de nuevo sus puertas a los expectantes visitantes. ¿El resultado? Salas mucho más amplias y renovadas que hacen de la visita al museo una experiencia única. Con piezas que datan desde la Baja Edad Media al siglo XIX.

Todo un orgullo para la ciudad de Valladolid, ya que posee la colección escultórica más importante de España. Además de obras artísticas como pinturas y elementos arquitectónicos y decorativos, así cómo otras exposiciones temporales que hacen del Museo Nacional de Escultura visita indispensable.

UN PASEO POR EL MUSEO NACIONAL DE ESCULTURA

La Capilla

La Capilla del Museo Nacional de Escultura, construida en 1486 y con un estilo tardogótico, es el principio del recorridoSe incorporó al museo a mediados del siglo XX y todavía conserva la majestuosidad de la época con un retablo del célebre Alonso Berruguete y una magnífica sillera de coro.

Alonso Berruguete

Planta Baja

La Virgen de la Piedad es una de las primeras figuras que nos encontramos en el Museo Nacional de Escultura, destacando la delicada belleza y fuerte expresión de la escultura, trabajada en alabastro.

Museo Nacional de Escultura

También en la planta baja, se encuentra el gran patio de estilo góticotardío. Una zona preciosa que aparece de la nada tras una puerta y ¡te deja sin palabras!

Museo Nacional de Escultura

Una de las obras más significativas de esta planta, el Retablo Mayor de San Benito el Real del ya nombrado Berruguete. Sin duda, una obra impresionante, con un diseño arriesgado y original para su momento de ejecución, en la que destacan los tonos dorados, así como el labrado de las esculturas y los relieves.

Museo Nacional de Escultura

Primera planta

Cuando subimos a la primera planta, nos encontramos con La sillería de San Benito Real. Una auténtica obra de arte, tallada en madera del primer Renacimiento. Tiene un altísimo valor simbólico y documental. ¡Es excelente!

Museo Nacional de Escultura

Otras esculturas representativas. Ésta, llamada El Entierro de Cristo del maestro Juan de Juni. Un autor considerado como “el intérprete más pleno del dolor humano”.  Algo que no podemos negar, pues a cada una de las composiciones no le falta detalle.

Museo Nacional de Escultura

Los Retablos Relicario del Convento de San Diego, son una pequeña muestra de la presencia de la Corte en Valladolid hace cuatro siglos. O la escultura de Magdalena Penitente de Pedro de Mena, obra perteneciente al Barroco, son otras de las obras más significativas.

Entre muchas otras, por último el Cristo Yacente o la Sexta Angustia, realizada por el gran Gregorio Fernández, y que no podía faltar en el Museo Nacional de Escultura. Un lugar donde se alberga una colección única y con mucha historia por contar.

Gregorio Fernández

Salas adicionales

Las salas adicionales del Museo Nacional de Escultura, también guardan grandes tesoros artísticos como lo son los Pasos Procesionales de la Semana Santa de Valladolid, así como, las escaleras de piedra y pórticos que comunican las dos plantas que posee el museo.

Museo Nacional de Escultura

Y no solo el interior aguarda arte, sino también las zonas exteriores, donde se encuentras más figuras artísticas y ¡un jardín maravilloso que invita al descanso y tranquilidad!

LA PARRILLA DE SAN LORENZO NUESTRO MUSEO PARTICULAR

En La Parrilla de San Lorenzo tenemos nuestro propio museo particular. A lo largo de nuestros 30 años de existencia, nuestro fundador Agustín Lorenzo Sanz ha ido decorando con esmero y mimo cada rincón del restaurante con obras de arte de máxima exquisitez. Dispuestas en diferentes salas se derrocha arte por los cuatro costados. Creando en nuestros comensales una atmósfera de tradición y fascinación.

Salones Históricos La Parrilla de San LorenzoMartirioSanLorenzo

Un escenario más que perfecto para deleitarse con la mejor cocina castellana, con exquisitos platos. ¿Nuestra recomendación tras la visita al Museo? Estos sabrosos Escabechados de caza. Una de nuestras elaboraciones más demandadas junto con el Lechazo.

Comer sano en verano

Si te encanta el arte, no dejes de lado la oportunidad de conocer el Museo Nacional de Escultura. Visita obligada si vienes a Valladolid. Además, disfruta del mejor sabor castellano, de la cocina tradicional y del buen hacer de nuestros chefs. No te pierdas nuestra carta completa pinchando aquí. ¡Te esperamos!

¡Que no te lo cuenten! ¡Ven a conocerlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *