Categoría: Lechazo asado

Sello IGP

sello IGP Lechazo de Castilla y León

La calidad en cada uno de los productos que ofrecemos a nuestros clientes es la máxima protagonista de cada uno de nuestros platos. Por ello, contar con materia prima de temporada y de la máxima calidad es lo que nos avala como uno de los mejores restaurantes vallisoletanos. Nuestra cocina de tradición castellana, así como la pasión en cada una de nuestras elaboraciones, hacen de La Parrilla de San Lorenzo el lugar perfecto para disfrutar de platos exquisitos a través de los 5 sentidos. ¿Sabías que los productos que utilizamos en nuestras cocinas están avalados por los más altos estándares de calidad como lo es el sello IGP Lechazo de Castilla y León? Así es nuestro producto y el indicativo que garantiza su nobleza.

El sello IGP Lechazo de Castilla León  se trata de un distintivo de calidad que se otorga en Castilla y León a los mejores lechazos del mercado. De ahí que en La Parrilla de San Lorenzo siempre busquemos este sello en los lechazos que servimos a nuestros comensales. Pues es el buque insignia de nuestro restaurante.

HISTORIA DEL SELLO IGP Lechazo de castilla y león

Un sello IGP (Indicación Geográfica Protegida), es un signo que se utiliza para designar un producto que posee un origen geográfico determinado y que tiene alguna calidad o reputación. De ahí que el colectivo de ganaderos, mayoristas y hosteleros de Castilla y León, quisieran reunir sus fuerzas para poner en marcha la creación de un distintivo que diera el puesto que merece al cordero lechal de la tierra.

Así nació en 1993 el sello IGP Lechazo de Castilla y León. Una muestra del amor por el gran tesoro gastronómico que tenemos los vallisoletanos, y que querían galardonar a través de este sello de calidad propio.

Sello IGP

Trabajaron durante años, para así conseguir en 1997 que la Conserjería de Agricultura y Ganadería aprobará el Reglamento de la Indicación Geográfica Protegida “Lechazo de Castilla y León”, lo que ahora conocemos como Sello IGP Lechazo de Castilla y León. 

REQUISITOS PARA OBTENER EL SELLO IGP

Este reglamento aprobado hace ahora 21 años, guarda los requisitos de calidad que deben de cumplir los lechazos para poder ostentar el sello de calidad IGP Lechazo de Castilla y León.

  1. La raza de oveja tiene que ser Churra, Castellana u Ojalada. Estos animales reciben muchos cuidados y atenciones de manos de expertos ganaderos de nuestra comunidad y por ello son elegidos para recibir el sello de calidad IGP.
  2. El Lechazo debe ser alimentado exclusivamente de leche materna, lo que le da esa ternura y sabor tan exquisito. Y aproximadamente al mes y medio ya están listos para el consumo y su peso oscila entre los 10 y 12 kilos.
  3. Para tener la certeza de que un lechazo tiene el sello IGP hay que fijarse en la etiqueta de certificación que lleva. Pero indiscutiblemente, en cuanto se lleva a la boca se sabe al instante que se trata de todo un manjar. ¡Toda una delicia!

Sello IGP

NUESTROS LECHAZOS con sello igp

En La Parrilla de San Lorenzo apostamos siempre por los mejores productos que hay en el mercado. Y como no puede ser de otra manera, solamente trabajamos con lechazos que poseen el sello IGP Lechazo de Castilla y León.

Con esta materia prima tan excelente llega nuestro turno para elevar a estos corderos lechal a la más alta categoría. Las manos de nuestros profesionales, nuestro horno de leña de encina, la experiencia, mimo y cuidado, hacen el resto.

Así mismo, en nuestro restaurante además de abastecernos con este increíble producto, tenemos el orgullo de pertenecer a la Asociación de Asadores de Castilla y León. Un colectivo que según sus propias palabras indican, “integra a los más prestigiosos asadores, manteniendo y fomentando la elaboración original del cordero lechal asado en horno tradicional de ladrillo y adobe, alimentado con fuego de leña de encina”.

Sello IGP

Nuestro lechazo se ha convertido en uno de nuestros platos más afamados y demandados. Infinidad de personas vienen cada año a nuestro restaurante exclusivamente para probarlo y deleitarse con esta maravilla de carne castellana. ¿La recomendación de nuestro sumiller? Regarlo con un buen vino de extensa bodega…¡Bocatto di cardinale!

Seguramente a estas alturas ya se te haya hecho la boca agua, así que… ¡No esperes más y ven a disfrutarlo! Haz tu reserva llamando al 983 33 50 88 Ext. 1, o directamente a través de nuestra web haciendo click aquí.

¡Marcamos la diferencia! ¡Asamos con amor!

Lechazo

DIFERENCIAS ENTRE CORDERO Y LECHAZO

Las navidades son fechas destacadas por la luz, la familia, la ilusión de los más pequeños de la casa, los regalos, el turrón, reencuentros…Pero, sobre todo, es tiempo de reuniones, eventos, quedadas alrededor de una mesa.

LechazoA todos se nos llena la agenda de compromisos,  aparte de las fechas señaladas y en muchos casos nos toca poner manos en los fogones o en el mercado.

Si eres anfitrión hoy te vamos a dar las claves de un dilema que se pregunta mucha gente en estas fechas, si bien es sabido que ambos provienen de la oveja, pero cuáles son las…

“Diferencias entre cordero y lechazo”

Pero si eres de los que huye de la cocina…Lee hasta el final que te damos un truco infalible para tu cena de Nochebuena.

ES CUESTIÓN DE TIEMPO

Una de las principales diferencias entre cordero y lechazo, es el tiempo de vida del animal. Por un lado, el lechazo cuando se sirve en la mesa solamente tiene aproximadamente un mes y su peso ronda entre los 10-12 kilos vivo. En cambio, el cordero es aquel que cuando llega al comensal puede tener hasta un máximo de un año de vida y su peso puede superar los 25 kilos.

El lechazo, al ser más pequeño se identifica por tener una carne más tierna, rosa y jugosa que la del cordero. Lo que la convierte también en más saludable para nuestro organismo y como no para las digestiones pesadas de estos días.

LA ALIMENTACIÓN

Otro punto vital de las diferencias entre cordero y lechazo, es la alimentación de los animales.Lechazo Los lechazos son alimentados, durante su corta vida, única y exclusivamente de leche materna, es decir, no ingieren nada más hasta que llegan a la mesa. Por su parte, los corderos cuando superan la etapa de lactancia empiezan a consumir gradualmente pienso. Su alimentación se basa en forraje, heno, cebada, mijo y también trigo con vitaminas y minerales.

Con todos estos datos esperamos que quede claro las diferencias entre cordero y lechazo pero…

Y TÚ…¿CON CÚAL TE QUEDAS?

En La Parrilla de San Lorenzo lo tenemos claro: ¡Con el lechazo!

Pero no con cualquier lechazo…Lechazo con certificado I.G.P, Tierra de Sabor y asado en nuestra casa, asador miembro de la Asociación de Asadores de Castilla y León.

Lo cocinamos en nuestro horno, con leña de encina y a fuego lento para que no pierda ni una sola de sus propiedades y quede exquisito para el paladar.

Este plato único es una de nuestras especialidades más demandadas y es una de las señas de identidad de la casa.

Pero… ¿Qué te parece poder deleitarte con este manjar en tu casa, en Nochebuena, rodeado de tu familia y sin tener que cocinarlo? Pues es posible si nos haces tu encargo en el teléfono 983 33 50 88 ext.1.

Lechazo

 

Cocinamos para ti, de nuestro horno, a tu mesa.

el-lechazo: "de la granja a la mesa"

El lechazo: “De la granja a la mesa”

La gastronomía es uno de los puntos fuertes de nuestro país y cómo no de Valladolid, donde el lechazo es uno de los platos más pedidos entre los comensales de la zona o visitantes. Por ello, en La Parrilla de San Lorenzo, nuestro buque insignia es el lechazo asado en horno de leña. ¿Quieres saber por qué es nuestra especialidad más demandada y popular?

tierra-de-sabor

El lechazo que servimos en La Parrilla de San Lorenzo está inmerso en catálogo de razas autóctonas de España y a su vez denomin

ación de origen de “Tierra de Sabor” y cuenta con el Sello I.G.P (Indicación Geográfica Protegida). Las razas de este

sello-IGP

tipo de ovejas son churra, castellana y ojalada. Tienen su origen en la Comunidad Autónoma de Castilla y León, más concretamente en la Cuenca norte del río Duero (Valladolid, Zamora, Burgos, León y Palencia) y son unas de las más primitivas de nuestra península.

Una materia prima de calidad

La principal característica de estas razas y la clave para que el lechazo sea tan exquisito, reside en que los corderos son amamantados por sus madres. Durante su corta vida, únicamente han sido criados con leche materna, sin introducir en su dieta ningún tipo de pienso o comida artificial.

una-materia-prima-de-calidad

Cuando los corderos han cogido un peso de entre 10- 12 kilos aproximadamente, están listos para su degustación. La leche materna les ha atribuidohasta la fecha, la proporción perfecta de músculo, hueso y grasa, lo que da lugar a una carne tierna, jugosa y realmente suave.

 

El lechazo en la Parrilla de San Lorenzo

La Parrilla de San Lorenzo pertenece a la Asociación de Asadores de Castilla y León, por lo que ofrecemos a nuestros comensales, platos elaborados con productos e ingredientes de máxima calidad. Además, cuidamos cada procedimiento culinario con el fin de garantizar una experiencia gastronómica insuperable. Con ello, cumplimos plenamente con el lema de la asociación.

De la granja a la mesa

Teniendo en cuenta las pautas de la Asociación de Asadores de Castilla y León, y con nuestro saber hacer, ahora es nuestro turno.

Con esta materia prima tan extraordinaria toca cocinar el lechazo de la manera tradicional, en nuestro horno a fuego lento y con leña de encina, la más idónea para este tipo de asados y dejando en las carnes el auténtico “sabor a campo”.

de-la-granja-a-la-mesa

El maestro asador de La Parrilla de San Lorenzo cuenta con años de experiencia a sus espaldas y leotorga el punto exacto de elaboración. Aspecto clave para que nuestro lechazo sea un verdadero manjar.

 

Ahora,  solamente queda presentar esta delicia a nuestros comensales y trocearlo en mesa.

No os olvidéis de elegir un buen vino de entre nuestras más de 100 referencias, rodearos de la mejor compañía y deleitaros sin prisa de nuestro lechazo asado en horno de leña.

¿Qué nos decís? ¿Apetecible, verdad?